jueves, 9 de octubre de 2008

Primer asedio de Valdivia (1554 - 1555)

Luego de Marigueñu los indios encabezados por Kallfülikan (Caupolican) avanzarían hacia el sur. Asediaron La Imperial y Valdivia. De esta última plaza se encargaría del asedio Leftraru (Lautaro). Ante el mal tiempo desatado tuvo que retirarse al norte.
Al tener noticias del asedio de la plaza Francisco de Villagrán marcharía hacia la ciudad con refuerzos. Después de 19 días de viaje llegaría a La Imperial, desde allí enviaría tropas a Valdivia al mando de Julián Gutiérrez de Altamirano. Estas hostilizarían a los rebeldes de Valdivia y Río Bueno. En enero de 1555 la calma, aunque relativa, había regresado a las comarcas.

“Desde allí destacó a Lautaro con diez mil indios para que atacase la ciudad de Valdivia, i él asecho la Imperial con la idea de rendirla sin llegar a las armas. Después de algunos días de cerco i de algunos pequeños ataques sin efectos de consecuencia, se levantó una espantosa tempestad de viento, agua, truenos i relámpagos, i en medio de una oscura nube que arrojaba rayos y centellas, se les apareció el demonio mandándoles que no perdiesen la ocasión que les presentaba la fortuna dilatándola con resoluciones hijas del temor, i les prometió su asistencia en el ataque.
Pero a1 momento la hermosa estrella del mar, la benditisima virgen María, serenó la tempestuosa borrasca, presentándose en una lucida i resplandeciente nube, i con semblante benigno i majestuoso, les mandó levantar el sitio i retirarse. Obedecieron a la suavidad de aquel divino preceptor i lo hicieron prontamente. Deshizo Caupolican el Ejército, i pasó orden a Lautaro para que se retirase al estado de Arauco diciéndole: que In Anchimalguen (mujer del sol significa) se lo había ordenado. Vieron aquella divina señora coronada de estrellas, calzada de la luna i vestida de los resplandores del sol, i su errada teología la denomino mujer del sol.”
(Vicente Carvallo y Goyeneche, Descripción histórico geográfica del Reino de Chile, Tomo I, pág. 91)

No hay comentarios: