jueves, 9 de octubre de 2008

Tercer asedio y abandono de Valdivia (1556)

A pesar de los reveses ocurridos anteriormente Leftraru encomendaría a sus huestes el asedio de Valdivia. La bravura de los atacantes casi obliga a los españoles a entregar la plaza.
Fue abandonada debido a un alzamiento de los indios y repoblada con el nombre de Santa Maria La Blanca y el de Dulce Nombre de Maria de Valdivia.

“En la ciudad de Valdivia se alzaron ansimismo los naturales de ella, hízoles la guerra el licenciado Altamirano un año que la tuvo a su cargo, desbaratándoles muchos bucaranes, haciendo en ellos gran castigo. Estos indios por respeto de tener montes en sus términos donde se recojian, no hubo tantas muertes como en la ciudad Imperial, aunque en ellos hubo la pestilencia que en los demás. Quedo Altamirano por la buena orden que tuvo en las cosas de guerra reputado por buen capitán para podelle encargar cosas grandes”.
(Alonso de Góngora Marmolejo, Historia de Chile desde su descubrimiento hasta 1575, pág. 57)