viernes, 13 de marzo de 2009

FUERTE DE LA SANTISIMA TRINIDAD

Hernández de Ortiz regresaría a Valdivia donde el 13 de marzo de 1602 donde levanto el Fuerte de la Santísima Trinidad. En él permanecerían 100 hombres junto con el barco Pintanilla. Al mando estaba el capitán Rodrigo Ortiz de Gatica.
A mediados de marzo partiría con refuerzos a Villarrica pero en el trayecto se enfrentaría a las huestes huilliches de la zona. A estas alturas la ciudad de Villarrica había desaparecido después de tres años de asedio.
Pero los acontecimientos en la zona no llegaban a buen recaudo y de ello se enteraría el gobernador Ribera. Se decidió a enviar refuerzos a la Trinidad de Valdivia pero el navío encallaría en la isla Huafo muriendo todos los pasajeros en junio de 1602.
Mientras ello ocurría a los refuerzos el fuerte de Valdivia se veía sobrepasado por las circunstancias. A esta fecha había en Valdivia 220 soldados quienes debían defender el fuerte contra fuerzas diez veces superiores. El 20 de agosto se les acabarían las provisiones y esto causaría una serie de malestares en la tropa. La deserción comenzaría a hacerse sentir. Ante ello se verían obligados a hacerse mano de hierbas, raíces y cuanto comestible se encontrase.
El 24 de septiembre, ante la manifiesta debilidad de los soldados del fuerte los naturales atacan el reducto, logran entrar en el pero son rechazados con ímpetu. Los españoles perderían varios soldados entre ellos a su comandante.
El documento más elocuente que demostraba la precaria situación que vivían los soldados en el fuerte es el siguiente:

“Lista de los que han muerto de hambre desde el 20 de agosto del año pasado, en que faltó la ración: Silva, Fonseca, Montes de Oca, Diego Hernández, Hernando de Salazar, Cesar Reinoso, Muñoz, Bonifacio, Meléndez, Antequera, Ávila, Herrera, Iturriaga, Francisco López, Ayala, Isidro de Flores, Aguilar, Lázaro Vásquez, Luis Velásquez, Verdugo, Juan de Céspedes, Chávez, Francisco López, Alvarado, Riberos, Mendieta, Pareda, Juan Beltrán, Juan de la Cruz, Quiñones, Miguel Lorenzo, Quezada, Revalino, Betanzos, Sebastian, Muñoz, Rodrigo Gasco, Alférez Villa Santa, Francisco de W e d e s , Garaiza el Artillero, Sargento Rojas, Lobo, Andrés Sierra, Alonso Márquez, Luis Pérez, Andrés Martín, Sandoval, vecino de Chillan, Nivelo, Ramos, Sillerico, Morales, Enríquez, alférez Toledano, Juan Gómez, Noguera, Hartiaga, Gaspar Gómez, Pedro Hernández, Puerto Carrero, Valdés, Suelo, Lucio.”
(Gabriel Guarda OSB, Historia de Valdivia, pág. 52)

Ante esta situación el gobernador de Chile, Ribera, despacharía el 15 de diciembre un barco con algunos pertrechos; pero este no llegaría a destino. Alarmado por el destino de las tropas del fuerte se mandaría el 13 y 22 de enero otros barcos con comida y sal.
A mediados de enero de 1603 la guarnición estaba reducida a 36 hombres, 14 mujeres y 2 indios auxiliares.
En estas circunstancias llega un nuevo barco con víveres y refuerzos el 23 de enero de 1603. El gobernador destituye a Gaspar Viera y es reemplazado por el capitán Gaspar Docel como jefe de la plaza. Este detuvo una insurrección de los soldados del fuerte y defendió la posición ante los constantes ataques de los indios durante todo el año. Pero la realidad hacia ver que el fuerte estaba destinado a la perdición.
Ante la imposibilidad de sostener el fuerte frente a las embestidas huilliches el gobernador Ribera ordena el despoblamiento del fuerte de la Trinidad de Valdivia y de la ciudad de Osorno.
Se envió un buque con la orden de despoblamiento, llegando a Valdivia el 13 de febrero de 1604. En la plaza no quedaban más de 44 personas. La nave con los sobrevivientes se trasladaría hacia Chiloé donde desembarcarían en Carelmapu.
Con el despoblamiento del fuerte Trinidad de Valdivia la presencia hispana decaería y no se volvería a levantar sino hasta la refundación de Valdivia a mediados del siglo XVII.

No hay comentarios: