viernes, 8 de mayo de 2009

DISTURBIO O'HIGGINISTA 1826

Durante la sublevación o’higginista de Chiloé (1826) acudiría en busca de apoyo el sargento mayor Manuel Fuentes. Solicitaba la colaboración de Valdivia a su causa: la restauración de O’Higgins en el poder. La idea fue rechazada. El gobernador Cosme Pérez de Arce, convocaría el 24 de mayo al cabildo. Este emitiría una declaración en que reconocía la labor de O’Higgins, pero no estaba dispuesta a faltar a la fidelidad del gobierno central.
Días mas tarde en Dallipulli y a instancias de José María Cotar se conseguía apoyo a la causa o’higginista a través del comandante general de armas Diego Plaza de los Reyes. El 19 de junio ordenada a las autoridades civiles y militares proclamar la adhesión a la revolución y llamar a O’Higgins. El gobernador Pérez de Arce seria tomado prisionero durante una reunión con Plaza de los Reyes. Le sustituía en el gobierno de la plaza el alcalde Manuel Mena. Este reunió, el 20 de junio, a una asamblea donde se decidiría que no se acaten las ordenes de Plaza de los Reyes; igual determinación tomaría el sargento mayor Domingo Márquez (a cargo de los pocos soldados de la plaza). El gobernador interino Mena enviaría rápidamente peticiones de ayuda para calmar la situación en la provincia.
Posterior a la sublevación de 1826 el Intendente Picarte depondría a los gobernadores que habían apoyado la sublevación. Los sustituiría por José Honorato en Osorno y por José María Corvalán y luego por Nicolás Jaramillo en Los Llanos.