viernes, 8 de mayo de 2009

PRIMERA GOBERNACION DE JAIME DE LA GUARDA (1821 - 1822)

El 28 de diciembre el gobernador interino de Valdivia enviaba una comunicación al gobierno de Santiago de los hechos acaecidos en la provincia. Los enviados, Juan José Moreno y Vicente de la Guarda, partirían rumbo a Concepción en una barcaza. La noticia llegaría a Concepción el 4 de enero de 1822 y los documentos serian despachados de inmediato a Santiago por tierra mientras que los emisarios continuarían viaje rumbo a Valparaíso en la barcaza, pero a la altura de Nueva Bilbao (hoy Constitución) naufragarían perdiendo la vida.
El 31 de diciembre ocurría una nueva sublevación. Esta vez se saquearía Osorno y los sublevados intentarían hacer lo propio con Valdivia. Guarda trato de interceptarlos en Los Llanos, sin éxito, y luego en Arique; por fin es dominada por Juan de la Cruz García, ordenando fusilar a diez cabecillas.
En el ínterin las autoridades valdivianas acuerdan en enero de 1822 la acuñación de monedas para paliar la falta de circulante. Esta moneda seria conocida como Chunimpa, la que tendría una breve circulación.
En marzo de 1822, aprovechando el zarpe del bergantín Galvarino, el gobernador de la Guarda efectuó una purga enviando a Valparaíso a 9 de los más connotados revoltosos, espías y ladrones y extremó los medios para extirpar de raíz los fenómenos que contribuían a debilitar la autoridad.
El gobierno comisionaría a Jorge Beauchef para sofocar a los alzados, partiendo en una expedición compuesta por la Lautaro y la Chacabuco, desde Valparaíso el 6 de abril y llegando a Corral el 14 de abril de 1822. Ese mismo día tomaría, sin descargar tiros de cañón, las fortalezas de Corral y apresaría a su comandante Andrés Silva. Marcharía de inmediato hacia Valdivia siendo recibido con muchas muestras de simpatía. Se hizo del gobierno de la ciudad e hizo reunir a la tropa para realizar una marcha hacia Chiloé.
El 17 de abril de 1822 Jaime de la Guarda entregaría el mando provincial a Jorge Beauchef.
Ante un conato de sublevación Beauchef ordenaría el arresto de los líderes del motín, entre los cuales estaban los cabecillas de la revolución. Un consejo de guerra sentencio a la mayoría a penas de prisión y a Andrés Silva, José María Gales, Miguel Bustamantes y José Casas al fusilamiento.
Beauchef dejaría el mando de la plaza, el 2 de abril de 1823, al sargento mayor José Patricio Castro, para así preparar la expedición que debía salir rumbo a Chiloé.